Los nuevos ricos

Encuéntrame en
twitterlinkedininstagram

Comparte con tu red
facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

                                                                         Ricos

Existen dos tipos de situaciones que motivan la creación de un negocio: Oportunidad o Necesidad. Ambas alternativas tienen sus respectivas características y están enmarcadas en diferentes contextos socioeconómicos. Hoy nos enfocaremos en la segunda situación, ya que este factor ha sido el determinante para el surgimiento de los “nuevos ricos” de los últimos tiempos.

Aquellas personas que inician por la fuerza de la necesidad, sienten esas ganas de emprender como una especie de sentido de subsistencia. Reemplazando el clásico “innovar o morir”, por el “emprender o morir”. El desempleo acompañado de la responsabilidad familiar es el primer impulso para buscar alguna alternativa para salir de ese momento difícil.

En este punto es importante destacar cómo han ido evolucionando los pequeños emprendedores. Hace un tiempo, las grandes corporaciones no habían apuntado a satisfacer las demandas de un sector emergente de la población, la mayoría de ellos provenientes del interior a la capital con la esperanza de buscar mejorar su calidad de vida. Algunos se instalaron en las zonas aledañas, cuyo rápido crecimiento poblacional que vino acompañado de progreso económico permitió que en un tiempo estas se constituyeran como nuevas ciudades, totalmente independientes de la capital. Es así que algunos de ellos crearon pequeñas iniciativas de negocio, para poder llegar a este nuevo sector de la población. Así surgieron las pequeñas financieras, las despensas, los pequeños mercados, todos pensando en la necesidad que había sido dejada de lado por los grandes.

Hoy vemos que este sector de la economía es uno de los que más ha crecido. En los últimos años muchas personas pasaron de situación de pobreza a formar parte de la clase media. Es así que después de un tiempo las grandes compañías despertaron y rompieron sus paradigmas, para pasar a diseñar productos orientados a este sector emergente. Y hemos visto como también se han visto beneficiadas al expandirse a este sector. Asimismo algunas de las pequeñas empresas que iniciaron, pasaron a convertirse en medianas o grandes. Observamos casos de financieras hoy convertidas en prósperos bancos como ejemplo.

Margaret Brown (1867-1932)

Margaret Brown (1867-1932)

Este fenómeno que se vive en los últimos años en Latinoamérica, ya se experimentó en los siglos XIX y XX en los hoy llamados países desarrollados. Recordamos el famoso barco Titanic, hundido en 1912, donde muchos de los tripulantes y sobrevivientes formaban parte de este grupo de los denominados “New Moneys”, como lo fue el caso de Margaret Brown, una filántropa millonaria de origen pobre, llena de alegría y colosal sencillez, que se confundía entre los miembros de la aristocracia de la época.

Hoy es tiempo de los “nuevos ricos” y cada día surgen de esa masa de emprendedores que luchan para alcanzar el éxito, combatir la adversidad y salir adelante. Quizás muchos de los que estén leyendo este comentario, son parte de esta generación. ¡Dios le bendiga y guíe!

© Guillermo Cabanillas Holguín, 2015. Puede reproducir y distribuir este material, siempre que sea sin fines de lucro, sin alterar su contenido y reconociendo su autor y procedencia.

Encuéntrame en
twitterlinkedininstagram

Comparte con tu red
facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail
Tu motivación es mi decepción
TIC AMÉRICAS 2016, una oportunidad para emprendedores